Social/Bodas

"EMOTIONS AND FEELINGS"

"Cuando pensamos en organizar nuestra boda teníamos claro que Íbamos a tener que cuidar hasta el último detalle. Ese día no podía fallar nada, queríamos que todo fuera como la seda, las flores, el vestido de la novia, el coche que nos llevaría a la ceremonia, el restaurante y, desde luego, el fotógrafo.

Teníamos que buscar a alguien que se encargara de elaborar el reportaje del día más importante de nuestras vidas y no se lo podíamos pedir a cualquiera, tenía que ser alguien capaz de llegar hasta nosotros, de meterse en nuestra piel y leer en nuestras almas.

Queríamos que entre el fotógrafo y nosotros hubiera una gran empatía, una química especial, queríamos que supiera lo que nos gusta, lo que esperábamos de este día y que en las imágenes quedasen impresas las sensaciones, los nervios, la emoción de nuestros padres, la alegría de la familia, amigos, compañeros... queríamos ver en las fotos toda nuestra felicidad y para eso, el fotógrafo tendría que ser capaz de hacer unas fotos reales, lejos de artificios y postizos recargados; naturales, sencillas, humanas y bellas."

Arantxa Baeza

"Antes del gran día haremos una sesión preboda, aprovecharemos para conocer mejor a nuestro fotógrafo y perder el miedo al objetivo, aunque ya nos ha dicho que, ese día, él será como un fantasma, no nos pedirá que posemos, no interferirá en el desarrollo de los actos pero estará presente en todos ellos, fotografiará sentimientos, emociones, miradas furtivas, la primera lágrima de emoción, eso es precisamente lo que queremos.

El día después del gran día, el vestido se guardará, la ceremonia, el convite, la tarta... todo habrá pasado, pero hay algo que perdurará en el tiempo: NUESTRAS FOTOS."

Pilar Domingo